10 de diciembre de 2012

El arte de escribir



Hace un tiempo largo ya, que dejé de escribir, ¿Por qué? No lo sé, sentí que la inspiración no me lo reprochaba y tampoco me hice tantos cuestionamientos, ni planteos sobre el tema… Si al fin y al cabo (pensé), estoy bien así.
Pero algo me pasa al releer mis escritos. Algo nostálgico, algo melancólico.
Me rodea la tentación de dejarme embrollar nuevamente por  palabras que, sin querer, se tornan mágicas.
Hace mucho tiempo no experimento esa fusión entre el corazón y las palabras; entre la conciencia y la utopía; entre lo real y lo metafórico; entre lo cuerdo y lo no tan cuerdo.
Recuerdo que, no muy lejos la escritura fue mí pasión; PASIÓN que lleva tiempo, entrega y principalmente lleva dicho de otro modo: mucho SENTIR.
Es una pasión que te gratifica infinitamente lo más hondo de tu ser.
Por lo tanto he decidido dejarme llevar, dejarme “hechizar” nuevamente con mi gran delirio y pasión que no es más, ni menos que: el arte de escribir.



1 comentario:

  1. Me identifique mucho con este escrito Hay que abrirse y escribir...

    ResponderEliminar

opiniones

La misma dirección

Todo idealismo frente a la necesidad es un engaño.

Todo idealismo frente a la necesidad es un engaño.